Banquete

Boda de día – Boda de noche

Cualquiera de las dos opciones es buena y en cualquiera de las dos puede quedar una boda preciosa. Durante el día, aprovecharás la gran luminosidad del salón y sus vistas al jardín. Por la noche, del encanto y romanticismo que aporta la iluminación. En cualquier caso, disfruta de un largo día de celebración hasta altas horas de la noche.

Siempre empezaremos con la recepción de vuestros invitados en los jardines, ofreciéndoles el tradicional cóctel de bienvenida, pero… ¿Queréis un cóctel más corto para añadir alguna estación de comida? ¿O más largo para poner un primer plato más ligero?

En lo referente al menú de gala, ¿os decantáis por la tradición de los arroces? ¿preferís que el sorbete vaya entre los platos principales o al final del servicio?  ¿Sois de los que no queréis cortar tarta nupcial? ¿Habéis pensado en unificarlo todo en una dulce mesa de postres?

Por el contrario, si lo que queréis es hacer un banquete todo tipo cóctel ¿por qué no reforzarlo con algunos corners de comida tematizados?

Consultadnos!